MVZ
  El pez Óscar
 

 



 

Astronotus ocellatus

 

 

 

Descripción

 

Los Oscar son uno de los cíclidos más fascinantes que puede encontrar el aficionado a los acuarios. Sin embargo, las grandes dimensiones que pueden alcanzar (20 cm. en acuario, hasta 35 cm. en la naturaleza), hacen que muchos aficionados se asusten. Al igual que otros cíclidos tiene la cabeza proporcionalmente grandes, con ojos saltones. El aspecto general del pez es ovoideo debido a que las aletas dorsal y anal se prolongan hasta los bordes de la caudal. Los ejemplares salvajes tienen una coloración que combina manchas y franjas verde oliva y beige por todo el cuerpo, con ocelos negros bordeados de rojo / dorado en la base de la aleta caudal y a veces también en la de la dorsal.

 
Se importaron por primera vez en Berlín, en el año 1929. Desde entonces han aparecido nuevas variedades de color en el mercado como la albina, roja, atigrada y otras que no han tenido demasiada aceptación. Hay que mencionar que la atractiva coloración de los ejemplares jóvenes (fondo negro con manchas y bandas gris claro por todo el cuerpo, con aspecto de traje de camuflaje) se pierde en los adultos.

 
Son animales longevos, que pueden llegar a los 10 años de edad. Dimorfismo sexual prácticamente inexistente. Teóricamente los ocelos son algo más rojos en los machos. Muchos dicen que es imposible diferenciar los sexos. Un método más factible y teóricamente válido es sacar al pez del acuario y observar su zona anal de cerca y con la ayuda de una linterna. Simplificando se puede decir que la hembra parece tener dos orificios en la zona anal (el ano y el tubo ovopositor), mientras que el macho aparenta tener sólo uno. Aun así, el método más fácil para obtener una pareja es comprar varios juveniles (desde 3 - 4 cm de longitud) y esperar a que con el tiempo estas se formen por si mismas. La madurez sexual se alcanza cuando los ejemplares miden 12 cm. Pueden tardar hasta dos años en alcanzar esta talla.


Distribución

Amazonia, ríos Negro, Paraná y Paraguay.


Temperatura

 Entre 24 y 28 º C.


Agua

 

Actualmente, con la obtención de variedades de criadero y la evolución de la reproducción de esta especie en cautividad, se ha conseguido que estos peces se adapten a prácticamente cualquier tipo de agua cuyas condiciones no sean extremas. De todas formas, para la reproducción las condiciones idóneas del agua deberían de ser un pH. De entre 6,5 y 7.


Alimentación

 

En la naturaleza al Oscar se le puede considerar como ictiófago, es decir, comen otros peces. Su alimentación se basa en peces más pequeños que ellos que tienen que tragar de un solo bocado, puesto que al contrario que las pirañas u otros depredadores no pueden despedazarlos. En su hábitat natural sus presas suelen ser los alevines, cíclidos incluidos. No obstante no se alimentan exclusivamente de peces; no hacen ascos a invertebrados y otros pequeños animales que puedan capturar.

 
Obviamente hay mucha gente que prefiere no alimentar a sus Oscar, al menos habitualmente con otros peces. Este tipo de alimentación resulta más cara que recurrir a otros alimentos, y además no todo el mundo es capaz de hacerlo.


La dieta fundamentada en otros peces no es esencial, siempre y cuando hayamos adaptado a nuestras mascotas en sus fases juveniles a aceptar otros alimentos. Los ejemplares jóvenes de Oscar están aprendiendo lo que se come y lo que no se come, con lo que nos costará menos que acepten alimentos congelados o en escamas. Sin embargo, un pez adulto considerará estos como incomestibles, puesto que nunca aprendió lo contrario, y por tanto será difícil, si no imposible, conseguir que los acepte.

 
En cualquier caso, una dieta monótona no es adecuada, con lo que siempre conviene ofrecer variedad de productos a los juveniles.

 
Entre los alimentos que podemos incluir en la dieta de nuestros Oscar están las lombrices de tierra (en el caso de los animales adultos), los gusanos de la harina, pescado o carne troceados, camarones, moluscos (sin la concha)..., además de los alimentos congelados y secos que habitualmente se encuentran en los comercios. Los ejemplares juveniles también aceptan gustosamente la artemia salina, pero a medida que crecen pierden interés (es una presa demasiado pequeña).

 
Las escamas pueden usarse para alimentar a los individuos no excesivamente grandes, pero los ejemplares desarrollados tendrán que alimentarse con pienso granulado.

 
Si también pensamos darles peces vivos a nuestros Oscar, hay que tener en cuenta que no se puede abusar de este tipo de alimento. Si se los damos con más frecuencia que una vez por semana, puede ser que lleguen a rehusar alimentarse con cualquier otro tipo de alimento, aun cuando se los hubiese acostumbrado para lo contrario (ya se sabe, la cabra tira al monte).


Los peces vivos más habitualmente empleados son los peces rojos (según alguno trasmiten gran cantidad de enfermedades y parásitos) y los Guppys.
Los cíclidos en general son peces voraces, y los Oscar lo son más todavía. Para que los juveniles crezcan deprisa, hay que alimentarlos dos veces al día por la mañana al poco de encenderse las luces y por la tarde.

 

Los adultos siempre están hambrientos. Una pauta de alimentación que se base en varias comidas poco abundantes a lo largo del día se aproximará más a las condiciones naturales, pero no es imprescindible. Cuando el Oscar no ataque con fiereza su alimento hay que dejar de dárselo, puesto que está saciado. No hay que caer en la tentación de alimentarlo en exceso.


Acuario Comunitario

 

Ante la pregunta ¿se puede alojar a un Oscar en un acuario comunitario? la respuesta es simple: no. No sería la primera vez que un aficionado novel, acude a una tienda y adquiere uno de esos maravillosos peces con un diseño tan vistoso para introducirlos en su acuario comunitario. A medida que estos peces crecen, el resto de habitantes del acuario van desapareciendo (a la misma velocidad que el crecimiento de su boca los permite devorarlo). Además estos simpáticos animalitos arrancan las plantas, excavan en el fondo, y si pueden, mueven los adornos que tan trabajosamente hemos colocado. Al final tenemos un acuario pelado, vacío, y en el que solo han quedado los Oscar, que para colmo, si es pequeño y hay dos peces de mismo sexo, se verá constantemente agitado por sus peleas.


El Oscar, al igual que otros cíclidos de grandes dimensiones no es un pez adecuado para un acuario comunitario normal. Se comerá todo lo que pueda coger y que sea lo suficientemente pequeño como para tragarlo (lo que incluye a la mayoría de los peces habituales en los acuarios comunitarios).

 

No respeta las plantas, y uno de sus pasatiempos es excavar. Además su gran crecimiento hace que sea necesario alojarlos en un acuario de gran tamaño. Esto tampoco significa que nuestros Oscar deban vivir en soledad, si bien sería lo más recomendable.


Para alojar a una pareja de Oscar necesitaremos un acuario de grandes dimensiones. Algunos dicen que un acuario de 120 litros puede ser suficiente, pero la mayoría coinciden en que lo mejor es un acuario de 200 - 250 litros por pareja. Tanques mayores nos pueden permitir alojar más de una pareja, siempre y cuando dispongan de suficiente espacio para delimitar un territorio.

 
El filtro de fondo por supuesto esta descartado, los peces al excavar lo inutilizarían. Lo mejor son los filtros de tipo mochila o cartucho, o los externos. Si el filtro esta dentro del acuario, sus inquilinos tratarán de arrancarlo, hay que afianzarlo bien. Lo mismo se puede decir de la resistencia.

 

Para la iluminación, si no tenemos plantas naturales, no será necesario usar fluorescentes especiales para plantas, no obstante su luz resalta la coloración de estos peces. La iluminación no tiene que ser demasiado intensa.


El acuario ha de ir provisto de una buena tapa para evitar salpicaduras de agua, pues estos peces agitan bastante el agua durante su alimentación, sobre todo si hay más de un ejemplar alojado en el mismo acuario.
Son excavadores, por lo cual la grava no deberá de tener cantos afilados que puedan herirlos, lo mejor es un tamaño de grano medio.

 

Puesto que arrancan las plantas naturales, lo mejor es no molestarse en ponerlas. Puede ser recomendable sin embargo, utilizar plantas flotantes del tipo de la lenteja del agua, puesto que ayudarán a retirar los nitritos y los nitratos del agua. Si queremos adornar, podemos usar plantas artificiales para acuarios, teniendo la precaución de fijarlas con silicona al cristal del fondo del acuario. Hay que hacer lo mismo con las piedras y troncos que usemos para adornar.

 

Los Oscar podrían compartir su acuario con otras especies de cíclidos grandes y no agresivas. Aunque parezca mentira, estos animales son menos agresivos que la mayoría de sus compañeros de familia, con lo que en un acuario en el que se alojen especies de similares dimensiones a ellos suelen acabar acorralados. Heros severus sería una buena elección. También podemos incluir Plecostomus.


Los cambios de agua deberán ser tan frecuentes como nos los exija la subida del nivel de nitritos / nitratos. Cuantos más peces alojemos y más les demos de comer más frecuentes tendrán que ser.


Reproducción

 

Lo mejor es alojar a la pareja reproductora por separado. El comportamiento reproductivo es muy similar al de otros cíclidos. Para favorecer la puesta es necesario suministrar una dieta rica y variada.

 

Parece demostrado que el añadir a la dieta ejemplares jóvenes de caracoles del género Ampularia sp. (2 cm.) ayuda a la maduración de los huevos en la hembra. Para la reproducción se necesita un acuario de 400 litros por lo menos con superficies para la puesta.

 

Las parejas limpian juntas una piedra plana u otra superficie similar que utilizan de ponedero y ahuyentan a los intrusos. El número de huevos varía según la edad de la hembra. Un animal joven puede hacer puestas de unos 300 huevos, y una hembra de cierta edad puede llegar hasta los 2000.

 

La incubación dura tres días, y los alevines tardan 5 días en absorber el saco vitelino, momento a partir del cual se les puede comenzar a alimentar con nauplios de artemia. En 5 días más se puede pasar a tubifex cortado. Crecen rápido. En general los padres se comportan bien y cuidan de su puesta, si no es así se puede incubar la puesta en un tanque aparte con azul de metileno y un difusor. Los alevines dejan de ser cuidados por los padres con un mes de edad, momento en que habrá que retirar a la pareja reproductora.

 

 

 

 

 
  Total 196306 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=