MVZ
  Hipotiroidismo canino
 

 

 

 

 

HIPOTIROIDISMO

 

 

ETIOLOGÍA

 

El hipotiroidismo es un trastorno endocrino muy común en el perro, éste se caracteriza por distintos signos cutáneos que son inducidos por deficiencia en la secreción de la hormona tiroidea.

 

El hipotiroidismo primario se presenta en un 90% de los casos, y se deben a una inflamación de la glándula tiroides (tiroiditis linfocítica), o bien, la necrosis y atrofia idiopática de ésta glándula.

 

La tiroiditis linfocítica es la etiología más frecuente y tiene un origen autoinmune mediada por células. En la mitad de los pacientes, existe la presencia de anticuerpos que atacan a la tiroglobulina (hormona secretada por la tiroides y presente en el suero).

 

La necrosis y atrofia idiopática de la tiroides, puede ser el resultado de la destrucción autoinmune, y los signos se presentan cuando más de la mitad de la glándula es destruido por los anticuerpos.

 

El hipotiroidismo secundario representa el 10% del resto de los casos aproximadamente, y está asociado a un escaso desarrollo de la hipófisis, o bien a la presencia de neoplasias.

 

No hay una predisposición asociada al sexo, ni la edad, pero se observa con mayor frecuencia en perros de entre 6 y 10 años.

 

 

Las razas con mayor predisposición son:

 

-               Gran Danés

-               Chow Chow

-               Setter Irlandés

-               Boxer

-               Dachshound

-               Cobrador dorado

-               Malamute de Alaska

-               Doberman

-               Pinscher

-               Bulldog Inglés

-               French poodle

-               Schnauzer miniatura

 

SIGNOS CLÍNICOS 

 

-               Letargia

-               Mucho sueño

-               Cambio de comportamiento

-               Obesidad o pérdida de peso

-               Termofilia o hipotermia

-               Alopecia e hiperpigmentación simétrica bilateral

-               Ausencia de prurito

-               Piel espesa y fría (mixedema)

-               Mala cicatrización

-               Piel seca, opaca y pelo quebradizo

-               Seborrea seca y pioderma

-               Otitis externa

-               Cola depilada

-               Manto (pelo) de cachorro

-               Modificaciones en el color del pelo

-               Bradicardia y/o arritmias

-               Arterosclerosis

-               Disminución de líbido

-               Anestro y atrofia testicular, respectivamente

-               Transtornos neuromusculares

-               Blefaroptosis

-               Úlceras corneales, uveítis y retinopatías

 

 

DIAGNÓSTICO

 

 

A parte de la signología, las pruebas de laboratorio incluyen evaluación de la tiroides, en el hemograma de puede ver anemia normocítica normocrómica arregenerativa. La química sanguínea puede revelar hipercolesterolemia (260 a 1000 mg/dl) e hipertrigliceridemia (más de 150 mg/dl).

 

En la biopsia de piel se encuentra hiperqueratosis ortoqueratosa, atrofia epidérmica, queratosis, dilatación y atrofia folicular; telogenización de folículos pilosos, atrofia de glándulas sebáceas.

 

Los signos histopatológicos más sugestivos son la presencia de vacuolas en el músculo erector que se encuentra hipertrofiado; mixedema y dermis espesa.

 

La medición de los niveles séricos basales de T4 y la prueba de estimulación con hormona tiroesimulante (TSH) bovina dan el diagnóstico definitivo, ésta última prueba es la más confiable.

 

La biopsia de tiroides es una alternativa diagnóstica que además nos permite distinguir entre la forma primaria y secundaria.

 

 

TRATAMIENTO

 

El fármaco de elección es la L-tiroxina (T4) por vía oral a dosis de 0.01 a 0.02 mg/kg cada 12 horas. Cuando se utilizan medicamentos en combinación de T3 y T4, la dosis debe disminuirse a la mitad en base en T4.

 

El pronóstico por lo general es bueno, aunque una vez iniciado el tratamiento, éste debe ser continuado por el resto de la vida del paciente. El indicador más importante del éxito terapéutico es la evolución clínica favorable, los cambios clínicos en el pelaje y peso, que ocurren de 1 a 2 meses después de iniciar la terapia.

 

 

 

 

 

 

 
  Total 196306 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=