MVZ
  Iguana verde
 


 


 

Iguana iguana

 

 

 

OTROS NOMBRES

Iguana de ribera, Iguana guele. En Chiapas es común que le llamen iguana a la hembra y garrobo al macho.

 

HABITÁT

 

Vive en árboles y bejucales cercanos al agua como orillas de ríos, arroyos y lagos de tierra caliente, también habita en los peñascales cercanos a los ríos. Nunca vive lejos del agua.

 

HÁBITOS GENERALES

 

En el agua bucean muy bien. Se alimentan con hojas, retoños y frutas, no obstante devoran también bastantes insectos a los que persigue con deleite, especialmente a los de gran tamaño cómo algunos escarabajos y las mariposas esfinges, inclusive devora cuanta rana se deje atrapar.

 

DESCRIPCIÓN

 

Es un lagarto grande, los machos viejos llegan a medir hasta un metro ochenta centímetros, aunque la mayor parte corresponde a la cola, que es bastante larga. El cuerpo es robusto y los miembros fuertes. La cabeza es ancha y bastante voluminosa en los machos. El extremo del hocico ostenta dos o tres cuernecillos y a todo lo largo de la región vertebral, corre una gran cresta de dientes largos y aplanados. En la garganta ambos sexos tienen una gran papada.

 

REPRODUCCIÓN

 

Para la postura, la iguana empieza por localizar un sitio de su agrado, visitándolo diariamente y excavando un poco cada vez. Pueden poner desde unos 25 huevos las hembras jóvenes, hasta 60 huevos las adultas. Estos se incuban por el calor del sol y la humedad de la tierra o arena, tardando 90 días en nacer.

 

DISTRIBUCIÓN

Se encuentra representada en todo el estado de Chiapas a excepción de la zona de los altos y en las partes altas de la Sierra Madre.

 

 

 

El Terrario

 

La iguana debe vivir en un terrario de las siguientes medidas:

 

Para iguanas jóvenes (menos de 18 meses): 80 x 70 x 100 cm. (Largo, ancho y alto).

Para iguanas adultas (más de tres años): 3 x 1,5 x 2 m.

 

El terrario debe estar equipado con una placa calefactora, un tubo fluorescente emisor de rayos UVB (Ultra Violeta B), varias ramas, un pocillo para poner la comida y un cuenco con agua lo suficientemente grande para que la iguana pueda bañarse en el.

 

TEMPERATURA:

 

La temperatura debe oscilar entre 28 ºC y 32 ºC por el día y de entre 19 ºC y 25 ºC por la noche.

 

Hay muchos tipos y modelos de calefacción. Se pueden usar bombillas de rayos infrarrojos, placas y piedras calefactoras. No es recomendable usar las piedras calefactoras por que pueden alcanzar temperaturas superiores a los 40 ºC y puedan causar serios daños en las iguanas.

 

Debe probarse todo el equipo de calefacción uno o dos días antes de que se introduzca la iguana al nuevo terrario,  si hubiera un fallo eléctrico, la iguana podría sufrir grandes quemaduras, incluso morir.

 

TEMPORIZADOR:

 

Es muy útil usar un temporizador para encender y apagar tanto la calefacción como la iluminación por el día y por la noche.

 

TUBOS FLUORESENTES EMISORES DE RAYOS UV:

 

Son indispensables para mantener la correcta salud de la iguana, la ayudan a sintetizar la vitamina D3.

 

RAMAS:

 

Las iguanas son totalmente arbícolas y necesitan al menos un par de ramas lo suficientemente gruesas como para que se puedan apoyar sobre ella e incluso dormir.

 

POCILLO DE COMIDA:

 

Es preferible que siempre esté en el mismo sitio porque así la iguana cuando tenga hambre ya sabrá donde debe acudir.

 

CUENCO:

 

El cuenco con agua es indispensable. La iguana siempre debe tener un cuenco lleno de agua limpia, hasta arriba, y además de servir para que beba, también sirve para que se bañe, defeque y como fuente de humedad.

 

ILUMINACIÓN

 

El terrario debe estar ubicado en  un lugar poco frecuentado y muy iluminado, de no ser esto último posible debe ponerse una buena iluminación porque si no la iguana puede pensar que llega el invierno e intentará aletargarse y no comerá pero como el terrario está caliente no podrá hibernar y morirá de hambre. La iluminación puede ser una simple bombilla o una lámpara de espectro total. (Esta iluminación es usada cuando el tubo fluorescente emisor de rayos UV esta apagado).

 

HUMEDAD

 

La iguana debe tener una humedad de entre el 60% y el 95%, cosa fácil de controlar con un higrómetro y pulverizando agua si es necesario.

La humedad entre otras cosas la necesita para mudar de forma adecuada, una iguana en un ambiente sin humedad mudará cada mucho tiempo y no tendrá una muda completa.

 

AIREACIÓN

 

El terrario debe tener una adecuada aireación para la buena salud de la iguana. Esto se consigue sustituyendo la zona superior del terrario con una  malla fina como la tela mosquitero que se usa en las ventanas.

 

 

 

 

 
  Total 196306 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=