MVZ
  Afgano
 

 

   



Afgano



Otros nombres:

Perro Mono

Lebrel Afgano


País de origen:

Afganistán

Peso:

22-30 kg.


Altura:

60-74 cm.


Historia:

Es un perro muy antiguo, se calcula que existe desde el segundo o tercer milenio antes de Cristo. Los habitantes de Afganistán dicen que sus perros fueron los elegidos por Noé para ser llevados en su arca durante el diluvio. La casta se guardo pura durante siglos y su exportación era prohibida. Por su agilidad y rapidez era utilizado como pastor y cazador. Esta raza no se hizo popular en Europa y América hasta el siglo XX, en donde se considera un animal doméstico de lujo por su belleza aristocrática.


Características generales:


Es un perro alto de conformación ligera y pelo liso muy largo. También se le conoce como el “Lebrel Afgano” y “Galgo de Afganistán”. Tiene un hocico ligeramente convexo con nariz negra. Sus orejas son anchas y largas, cubiertas de pelo suave y largo. Su cola es de tamaño mediano, ni muy corta ni muy larga con un rizo cerca de la punta.


Color:
Los colores de esta raza son variados. Existen blancos, rojizos, marrones, negros y bicolores.


Pelaje:


Su pelo es largo, espeso y sedoso, excepto en el hocico, en donde es corto. El pelo del cuerpo en algunos ejemplares adultos llega hasta el suelo.


Temperamento:


Es una raza dulce, fiel y extremadamente sensible pero a la vez da la apariencia de ser apartado y frió. Tiende a ser muy reservado en presencia de desconocidos, pero no es hostil con ellos. Es muy noble y a la vez valiente, parece desconocer el miedo. Se lleva bien con niños no muy pequeños.


Cuidados:


El pelaje del afgano requiere un cuidado especial debido a su largo. Se recomienda darle baños una vez por semana. Algunos consideran que el pelo se le debe cepillar durante el baño, mientras está mojado y que no se debe cepillar cuando está seco ya que eso puede darle la apariencia de dañado y pérdida de brillo. No se recomiendan los recortes de pelo, se sugiere dejarlo al natural. Es necesario contar con instrumentos especiales de cuidado. Es un perro que se adapta tanto al calor como al frío y a la lluvia. En el Afgano puede presentarse una enfermedad hereditaria que se manifiesta como una especie de ceguera progresiva.


Entrenamiento:


El Afgano suele ser muy independiente y no muy afecto a recibir órdenes por lo que es una raza difícil de entrenar. Debe ser entrenado con delicadeza y constancia; requiere atención y dedicación. Puede resultar muy desobediente si no se le entrena adecuadamente por lo que se recomiendan las clases de obediencia.


Actividad:


Esta es una raza que no se recomienda para vivir en apartamentos ya que ama la naturaleza y espacios abiertos. Necesita hacer ejercicio; es un perro que nació para correr, puede superar los 60 kilómetros por hora. Es recomendable que corra un mínimo de 30 minutos al día.


Longevidad:
12 a 14 años.

 

 

 

 

 
  Total 196305 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=